jueves, 31 de marzo de 2011

Sin palabras

31 de marzo y lo del 2011


La palabra ha entrado por tu boca. Una expresión gorda. Transversal puede verse en el cuarto un trozo de luz. Penetra. Desde tu boca, una explosión de partículas. Un gofio. Por un momento, el suspenso. Un camino polvoriento se deshace en el aire. Y de ti nada sale. Te corona un cerquillo que apartas. Porque yo no sé qué piensas decir de estas cosas cuando te repites en los gestos.

Debajo de la lamparilla. Flotan los residuos. Con un click un telar de fibras se ajusta si te acerco la mano. Si tú. En fin. Se agitan. Como una navidad escandinava.

Y espero. Con una rosca entre los dedos buscando (pienso) donde ponerla en este cuarto. Y prefiero no moverme. Ya aparecerá el momento. Me digo. El sitio.

2 comentarios:

desvalijados dijo...

cómo lo haces Oscar? escribir tanto y tan bien! debes estar loco. y tener mucha fe. me gustas.

Oscar Bulenda dijo...

Desvalijadas: te voy a contradecir. No creo que escriba tanto. Desgraciadamente estoy cuerdo. Dichosa la locura. Y ni siquiera me gusta la mostaza. Soy un pobre Nicodemo. Quizá esto se acerca más al Auto de Fe a la Canetti.